Dieta del café verde: aliado para perder peso

La mayoría de personas que buscan un plan de adelgazamiento y suplementos para optimizar los resultados se encuentran con la Dieta del café verde: aliado para perder peso. Y no les faltará razón si deciden incluir este alimento en su lista de consumo diario, ya que podrán encontrarlo fácilmente en el mercado en forma de pastillas, infusiones, concentrado bebible, diluible y como el resto de cafés, en grano o molido, para que el usuario lo prepare en infusión. Este último presenta más complicación para tomarlo pero está disponible en tiendas de productos procedentes de cultivo ecológico, productos bio y orgánicos.

El café verde contiene la misma cafeína que el tostado. Esta sustancia es un estimulante, así que las personas que no precisen la presencia de cafeína, pueden adquirirlo descafeinado. Sin embargo, para quienes necesitan un poco de resistencia a la fatiga o al cansancio, les mantiene activos más tiempo.

Como es lógico, ingerir café verde como único alimento no es posible ni recomendable, pero sí incluirlo en una dieta de bajas calorías para eliminar grasa y perder volumen, con la consiguiente pérdida de peso. Dado que este alimento natural posee propiedades drenantes, saciantes y quemagrasas gracias al ácido clorogénico que permite además incrementar el metabolismo del cuerpo, la dieta para perder peso, está en pleno auge.

Incluso contemplado en dosis diarias sin que el individuo rebaje su ingesta de alimentos drásticamente, mantiene a raya la grasa por su efecto termogénesis. Esta tarea de combustión natural de las grasas sobrantes procedentes de los alimentos se realiza gracias al ácido clorogénico, además de que produce hormonas que frenan el apetito por su acción saciante. Asímismo se apunta un tanto con la acción diurética que promueve, por lo que no cabe duda de que la dieta del café, tiene éxito.

Clínicamente, los estudios realizados en los granos de café verde demuestran que contiene sustancias antioxidantes, antinflamatorias y quemagrasas, lo cual se ve como recomendable para incluir en cualquier plan de alimentación saludable y no solamente en los controles para bajar de peso. Su capacidad antioxidante frente al envejecimiento también contribuye a no acelerar el paso del tiempo de manera evidente, así que redunda en mejorar el aspecto general exterior.

Las personas que siguen un control de la alimentación para perder kilos saben que su ingesta de calorías debe ser menor de energía que consumen o quemar más calorías de las que consumen mediante el ejercicio. De otra manera, el peso permanece estable o sube si los alimentos no son adecuados o son muy abundantes.

Sin embargo, los estudios realizados mediante la administración de extracto de café verde en personas obesas o con sobrepeso, han dado resultados positivos. Sin olvidar el control alimentario y el ejercicio, con dosis bajas diarias de café verde durante un plazo determinado de tiempo, han perdido alrededor del 10% de su peso.

Ningún producto alimenticio natural por sí solo lleva a una pérdida de peso. Ahora bien, es muy sencillo seguir la dieta en cuestión. Basta con incluirlo diariamente siguiendo una conducta alimentaria equilibrada de control para no aumentar kilos. Dado que el ácido clorogénico bloquea la acción de la glucosa y la insulina en la sangre responsables de la creación y cúmulo de grasa, evita que ésta aumente. Si además le unimos que esta sustancia es la responsable de generar un efecto saciante que limita la cantidad de ingesta y que tiene un efecto diurético y drenante, estamos ante un buen aliado para combatir el exceso de kilos.

 

Demuestran la eficacia del grano de café verde para perder peso

Numerosos estudios llevados a cabo con personas a las que se les ha administrado diariamente el producto demuestran la eficacia del grano del café verde para adelgazar.

No se trata de una variedad del café que todos conocemos sino precisamente el grano verde sin tostar. Es en este grado de maduración tras la recolección del cafeto o árbol del café cuando la sustancia denominada ácido clorogénico está presente en el producto para ejercer sus acciones frente a la grasa y otros beneficios para la salud.

Los estudios se han publicado incluso en la prensa ordinaria, sin duda por la demanda del público de información contrastada sobre este producto. A partir de que hay muchos tests al respecto de cómo incide el extracto de café verde en la pérdida de grasa corporal, las empresas de dietética de todo el mundo han puesto en marcha un plan de comercialización del producto en todas sus modalidades.

Dado que su sabor y aroma no nos recuerda claramente al grano tostado con el que disfrutamos generalmente cada día, el café verde nos puede sorprender gratamente si lo tomamos en infusión preparado en casa. Es menos aromático y más amargo, pero endulzado con productos naturales, queda tan agradable como cualquier otra infusión.

Cuando se trata de incorporar al consumo diario algún producto poco o nada habitual, el público que se muestra interesado desea encontrar la certeza de que demuestran la eficacia del grano de café verde.

Y en este caso así es, por lo que este alimento de primer orden pero en su estado más puro, ha irrumpido en la lista de alimentos naturales con propiedades que ayudan a la pérdida de kilos de manera más rápida.

El reputado norteamericano Dr. Oz es quizá el más conocido por sus recientes estudios de campo sobre la eficacia de tomar café verde, precisamente por los efectos de la sustancia ácido clorogénico. Si bien llegó a comparecer en el Senado de su país para declarar que no hay ningún alimento milagroso por sí mismo pero que se han demostrado sus propiedades beneficiosas y por eso son incluidas en farmacología para colaborar en diferentes procesos, sobre todo en la diabetes.

Y ya de paso, dado que este principio activo incide en bloquear la glucosa e insulina y evitar la formación de grasa, queda claro que contribuye a sacarle mejor rendimiento a los planes de adelgazamiento. Sus propiedades saciantes, estimulación del metabolismo y el freno a la formación de celulitis, son más beneficios que se suman al consumo regular del café verde.

Lo que nos vienen a decir los estudios realizados con pacientes con sobrepeso y obesidad a los que se les aplicó una dosis de extracto de café verde, es que en efecto este producto natural contiene más de 1000 componentes antioxidantes que resultan beneficiosos para la salud humana y que deben conocerse.

Y todos los análisis clínicos, test de fiabilidad y comparativos en los que se administra al 50% el producto y placebo (un producto parecido o simulado), demuestran la eficacia del grano de café verde para perder peso.

 

Incluso en España, la Universidad de Granada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, han realizado estudios de aplicar café verde, en este caso en animales (son controvertidos pero han determinado que es eficaz), y da positivo en ejemplares con obesidad. Estos han bajado de peso, por lo que una vez más demuestran que el grano de café verde sirve para perder peso.

Café verde para bajar peso

El constante dinamismo actual de las dietas para combatir el exceso de kilos es una asignatura pendiente para quienes muestran interés por los suplementos dietéticos. Naturales o no, todos los que se lanzan al mercado tienen una mayor o menor resonancia, pero el Café verde para bajar de peso sigue sonando con fuerza y eso es señal de que funciona.

Ningún producto por sí solo consigue milagros ni nadie desea seguir un plan de alimentación poco adecuado que perjudique su salud por culpa de unos kilos a raya. La alimentación sana y equilibrada, junto con un mínimo de ejercicio para mantenerse en forma, son la clave para estar en el peso ideal. Sin embargo el mercado de la dietética y productos nutricionales como los suplementos alimenticios, ganan terreno día a día porque promueven acelerar el proceso y ganar confianza por parte del usuario cuando ve los progresos.

Uno de los recién llegados suplementos es el extracto de Café verde para bajar de peso, que por sus propiedades como bloqueador de las grasas, efecto saciante y efectos drenantes y depurativos, entre otros, lo convierten en un aliado fiel en los planes de adelgazamiento.

Y ante este revolucionario producto que ya está dejando de ser novedoso pero no por ello menos eficaz, cabe hacerse preguntas que enfaticen la razón de incluir café verde en la dieta diaria para bajar de peso.

Los granos de café verde contienen ácido clorogénico, un principio activo antioxidante que propicia la quema de grasas, el aumento del metabolismo y favorece la termogénesis del cuerpo. Está demostrado clínicamente y es un principio activo que se incluye en farmacología dado que además colabora en otros procesos paliativos tales como la diabetes tipo 2, procesos biliares y coronarios.

Las personas interesadas en incluirlo en su control de peso lo tienen muy sencillo recurriendo a las dosis recomendadas en los productos preparados con extracto de café verde. Los hay en forma de cápsulas, bebida y hasta chicles para quienes no gusten de las fórmulas anteriores. De esta manera se aseguran estar ingiriendo el aporte necesario que ayude a eliminar las grasas, pero pueden recurrir al producto natural que se vende en tiendas naturistas, de dietética o productos bio, orgánicos y ecológicos. Se prepara en grano o molido, teniendo en cuenta que su sabor es más amargo que el tostado y tiene menos aroma, por lo que se puede endulzar con productos bajos en calorías como el ágave, estevia o azúcar de coco, todos son naturales.

Pero todas aquellas personas interesadas en tomar Café verde para bajar de peso ya saben que han de bajar su ingesta de calorías, carbohidratos y controlar la proteína para lograr eliminar kilos. Con un plan adecuado de su alimentación y haciendo ejercicio regularmente, se baja de peso con más o menos rapidez dependiendo del metabolismo de cada individuo.

Lo cierto es que el ácido clorogénico presente el café verde, testado clínicamente, incrementa el metabolismo y genera hormonas capaces de lograr saciedad en el cerebro, ambas acciones muy necesarias para perder peso porque se ingiere menos cantidad de alimentos y éstos se procesan mejor en el organismo. Es el caso de la actividad lipolítica que se produce mediante el proceso de la termogénesis, o lo que es lo mismo, la quema de grasas presentes en el cuerpo para producir energía que necesitamos para vivir.

Y esta es una de las características que promueve el ácido clorogénico presente en el café verde para bajar de peso, que pone una barrera al torrente de glucosa en la sangre, haciendo que el hígado queme la grasa recurrente y se produzca la termogénesis que nos ayuda a adelgazar.

Café verde: lo último para bajar de peso

El cada vez más amplio mercado de dietética y nutrición destina un enorme apartado a los productos para adelgazar. Entre ellos ha aterrizado con fuerza el Café verde: lo último para bajar de peso.
Todas las personas que cuidan su línea por imagen y salud suelen estar al tanto de este tipo de productos debido a que se interesan por llevar una alimentación que les permita estar en el peso deseado. La mayoría siguen planes de adelgazamiento y después de mantenimiento donde encajan muy bien este tipo de suplementos alimenticios que en ningún caso sustituyen un buen plan de alimentación.

El café verde es el café sin tostar, así que no estamos ante una variedad misteriosa del café sino que los granos no han sido procesados y se encuentran en su estado más natural, sin aditivos. El café verde posee propiedades como todos los alimentos que crea la naturaleza, pero a pesar de que ya en farmacología se aplica varias de las sustancias de las que se compone, es el ácido clorogénico el que contiene propiedades clínicamente testadas para colaborar con éxito en los planes de adelgazamiento.

Porque el mundo de la dietética avanza a pasos agigantados entre la población consumidora y no ha hecho más que empezar. Cada cierto tiempo lanzan al mercado productos elaborados a partir de otros tantos productos y alimentos naturales cuyas propiedades y beneficios pueden ser extraídos con fines dietéticos o nutricionales.
Y las dietas para adelgazar son el buque insignia de este mercado, junto con los productos laxantes, digestivos, favorecedores del sueño o el vasto mundo de los suplementos alimenticios con fines específicos que tienen legión de adeptos y seguidores.

El revolucionario y novedoso producto que acaba de aterrizar en el top ten de los adelgazantes naturales es el Café verde: lo último para bajar de peso. Gracias a una adecuada publicidad y una no menos convincente información, este curioso producto está atrayendo cada vez a más público deseoso de comprobar sus beneficios.

Además de las personas que han emprendido la cuidadosa tarea de mimar su alimentación, paralelamente hay un sector de consumidores siempre a dieta y batallando con los kilos de más. La mayoría confían en la ayuda de suplementos dietéticos que les ayuden a superar la tarea de perder peso y no dudan en adquirir café verde o cualquier otro producto con propiedades adelgazantes.
Hay mucha información sobre este privilegiado producto natural. Se sabe que el Café verde: lo último para bajar de peso, tiene avales clínicos en test de aplicación en obesos y pacientes con exceso de kilos.
Se ha comprobado que el ácido clorogénico favorece la diuresis, pone freno al apetito constante por su efecto saciante y aumenta el metabolismo para que se puedan quemar mejor las grasas. Ya con estas premisas, es un aliado perfecto para tomar en los planes de adelgazamiento, sobre todo si se observa un control alimentario y se complementa con ejercicio.
Cualquier adulto puede tomarlo (excepto embarazadas) sin necesidad de buscar un descenso rápido de kilos porque es antioxidante, favorece el buen funcionamiento coronario y ahuyenta la aparición de cálculos biliares.
Pero para  estas personas que buscan remedios rápidos en su figura, en el mercado dietético existen sobre todo cápsulas de extracto de café verde, las cuales varían en su cantidad de miligramos, y también se vende el producto sin cafeína para quienes no necesitan estimulantes o no los toleran bien.

Se puede encontrar en extracto bebible, en chicles y cómo no, en grano o molido de procedencia biológica u orgánica. Todos los formatos posibles para favorecer la venta de este magnífico Café Verde: lo último para bajar de peso.

¿Sirve el café verde realmente para bajar de peso?

Cuando un alimento o producto alimenticio salta al mercado de la dietética, muchas personas que indagan en la nutrición para mejorar su salud o como herramienta para los controles de adelgazamiento, se hacen preguntas sobre si tal o cual producto es efectivo. En este caso la pregunta es ¿Sirve el café verde? En efecto, sus propiedades ya conocidas y demostradas en diversos estudios así lo indican.

El café verde se comercializa precisamente en la nutrición y dietética como suplemento y complemento alimenticio en los controles de peso por sus propiedades drenantes, saciantes, bloqueadoras de la producción de grasa del cuerpo y porque incrementa el metabolismo, acelerando el poder de eliminar lípidos de manera natural.

De la larga lista de alimentos que favorecen la pérdida de grasa, el café verde es uno de los recién incorporados y los diferentes estudios especializados realizados en personas sometidas a control de dieta, así lo demuestran. O lo que es lo mismo, la ingesta diaria de determinada dosis de café verde en el plan alimenticio promueve la pérdida de grasa de manera natural.

Sin embargo, cualquier persona que tome café verde sin atender a una alimentación equilibrada ni realice ejercicio regularmente pero desee perder kilos rápidamente, es difícil que vea resultados inmediatos.

Entonces ¿Sirve el café verde realmente para perder peso? Los estudios en personas obesas y con sobrepeso realizados en la Universidad de Pensilvanya arrojan datos positivos frente a la utilización de cápsulas de extracto de café verde en la dieta diaria de estas personas. Al cabo de 6 meses esta muestra poblacional perdió un 10% de su peso tomando café verde en dosis bajas.

Lo que sí demuestra el estudio y otros similares es que no basta con tomar café verde, ya sea en infusión de los granos naturales, molidos o en chicles, extractos bebibles o cápsulas, si no se atiende a un plan alimenticio adecuado para perder peso. Es decir, si la persona quiere perder kilos, grasa y volumen, debe establecer un plan adecuado de ingesta de calorías, carbohidratos y proteínas acorde con sus características fisiológicas, estatura, modo de vida, ect. Junto con un plan regular de ejercicio y la colaboración del café verde, obtendrá resultados sin lugar a dudas.

 

Insistiendo en si ¿Sirve el café verde para adelgazar? Debemos traer aquí las propiedades y los beneficios que aporta este producto natural.

 

Y es que está en la lista de los productos antioxidantes, adelgazantes y antienvejecimiento, pero también contribuye al fortalecimiento del corazón, es un buen paliativo contra la diabetes y otros beneficios. Por lo tanto, resaltar su acción contra la grasa corporal es la que nos trae aquí.

El grano de café verde, es decir, el fruto del cafeto sin tostar, contiene gran cantidad de ácido clorogénico, componente responsable de accionar diversas funciones relacionadas con la regulación y control de las grasas en el organismo humano. Esta sustancia es capaz de ocasionar una reducción significativa de los controles de glucosa e insulina en sangre, responsables de convertir en grasa el torrente de alimentos que se ingieren. De esta manera, al bloquear el paso de glucosa en la sangre, el organismo no produce grasa y recurre a la ya existente en el cuerpo para convertirla en energía. Este mecanismo se denomina termogénesis, dando como resultado la pérdida de grasa.

Por lo tanto Si además atendemos a que el ácido clorogénico colabora en la aceleración del metabolismo y crea hormonas  con capacidad saciante en el intestino que el individuo detecta como que está lleno, deducimos que este producto natural colabora en la pérdida de peso.

¿Es cierto que el café verde adelgaza?

Las personas interesadas en obtener un peso ideal o necesitan perder kilos por salud o estética, siempre están alertas a todos aquellos productos con acción quema-grasa. En la búsqueda de aliados para conseguirlo se preguntan ¿Es cierto que adelgaza?

La abrumadora ola de celebridad que ganan determinados productos utilizados como suplementos dietéticos siempre tiene una base fundada. En el caso del café verde no podía ser menos y sus propiedades lo avalan, así que es normal que lo encontremos entre los productos de mayor demanda para los controles de peso de la población que quiere eliminar kilos de su cuerpo.

Cuando se habla de los granos de café verde sin tostar favorecen la termogénesis, es cierto. Diversos estudios llevados a cabo para determinar cómo influye y cuánto en la pérdida de peso, junto con una dieta equilibrada y un plan de ejercicio, arrojan el dato a favor de que la ingesta diaria de varias dosis repartidas en las comidas, ayudan a adelgazar.

Todas aquellas personas que se acerquen al producto con la duda de si ¿es cierto que el café verde adelgaza? pueden comprobar que los estudios llevados a cabo en control de peso que incluyen extracto de café verde dan credibilidad al producto.

Lo que es incuestionable es que la alimentación es determinante, así como desarrollar un mínimo de ejercicio que tonifique y acelere el proceso de eliminación por sudoración.

El componente fundamental que poseen los granos de café verde, el ácido clorogénico, es la sustancia estrella que proporciona los efectos adelgazantes de este producto natural. Los diferentes estudios clínicos hechos para detectar las propiedades del café verde arrojan numerosos beneficios para la salud, tales como propiedades antioxidantes y antienvejecimiento, propiedades antinflamatorias, capacidad de mejorar la diabetes de tipo 2, así como evita la creación de cálculos biliares sobre todo en las mujeres.

Precisamente el ácido clorogénico presente en el café verde es capaz de segregar una hormona, el Neurpéptido GLP1, que envía señales al cerebro de sensación saciante cuando entran alimentos al estómago y éstos son procesados por el intestino.

El compuesto fenólico llamado ácido clorogénico es el responsable también de parar la entrada de glucosa al torrente sanguíneo y mantener a raya a así a la insulina, principal causante de la creación de grasa en el cuerpo y de la que la mayoría de las personas quieren deshacerse en una dieta adelgazante. Esto significa activar el metabolismo y poner en marcha la termogénesis, acción por la cual se combate con mayor eficacia la grasa que no queremos almacenar porque se traduce en exceso de peso y volumen.

Los distintos estudios comparativos realizados con extracto de café verde aplicados a personas obesas y con sobrepeso han dado positivo. Son estudios llevados a cabo por Universidades tanto norteamericanas como en Gran Bretaña y en ellos se han tenido en cuenta el plan alimenticio y el ejercicio durante un periodo concreto, administrándose unas dosis diarias bajas de café verde en cápsulas.

Los resultados han sido que la pérdida de peso en estos casos es real y en torno a un 10 y 15% de su peso, algo más elevado en el porcentaje de masa corporal.

Está probado que el café verde constituye un aporte beneficioso en la salud en general, habiéndose encontrado esta propiedad que tiene numerosas ventajas en cuanto se usa también para colaborar en dietas de adelgazamiento. Pero ¿es cierto que adelgaza? En combinación con ejercicio y control de calorías, está probado. Bien en infusión del producto natural o recurriendo a las fórmulas preparadas.

Propiedades del café verde

El café verde sencillamente no está tostado. Es por tanto el fruto del árbol del café en estado natural sin tostar ni torrefactar como lo tomamos en forma de la bebida más social que se conoce en el mundo: la taza de café caliente. Podemos destacar así una serie de propiedades del café que actualmente están siendo promovidas como beneficios sobre todo en las dietas de pérdida de peso.

Este fruto del cafeto, en su estado natural sin procesar, resulta tener propiedades muy beneficiosas para el organismo humano y en concreto para eliminar grasa.

Pero no es sólo ésta, la más conocida, sino que también se trata de un alimento con alto contenido en antioxidantes, otro de los caballos de batalla frente al envejecimiento y la aparición de signos de la edad. Con productos así, merece resaltar que conviene incluirse en la dieta diaria en dosis regulares, además en los planes de adelgazamiento pero no sustituye a ninguna comida.

Las propiedades contemplan su acción quemagrasas gracias al contenido en ácido clorogénico presente en el grano sin tostar, un compuesto fenólico al que se le atribuye la capacidad de incrementar la secreción intestinal de una hormona que el cuerpo libera en diferentes zonas y que lanza señales de saciedad al cerebro. Y como todo el mundo sabe, controlar la sensación de apetito es un factor determinante en los planes de adelgazamiento.

Por otra parte, esta sustancia fenólica consigue aumentar el ritmo metabólico y bloquear la producción de grasas generando el fenómeno conocido como termogénesis, es decir, la combustión de grasas remanentes en el organismo necesarias para obtener energía. De esta manera, frenando la producción de picos de insulina que provocan determinados alimentos y que añaden grasas acumulables, el sistema recurre a la que ya tiene para seguir funcionando, lo que da una pérdida de peso.

Además, si se sigue una dieta baja en hidratos de carbono, las propiedades del café verde hacen que se reduzca la absorción de azúcar de los carbohidratos, por lo que hay que ingerir dosis bajas o consumirlo de tanto en tanto. De ahí su capacidad para ayudar a bajar de peso.

Estas son las propiedades más destacadas en cuanto a producto natural que ayuda a combatir el sobrepeso, pero el ácido clorogénico presente en el grano de café sin tostar también promueve la diuresis y por tanto combate la celulitis.

Otros beneficios ya testados clínicamente se aplican en éxito en la farmacología. Se ha demostrado en estudios clínicos que el ácido clorogénico es un poderoso antioxidante y antinflamatorio, además de colaborar en el metabolismo de los diabéticos de tipo 2 y en los procesos hepáticos evitando la formación de cálculos biliares.

 

Con estas cualidades tan beneficiosas, los diabéticos de tipo 2 pueden incluirlo en su dieta porque ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.

AL contener cafeína igual que los granos tostados, es un poderoso estimulante y previene la fatiga y el cansancio, algo que puede ser de gran ayuda para estudiantes y personas que requieren resistencia durante el dia o la noche. Sin embargo, si las personas que lo toman para adelgazar no están dispuestas a pasar un periodo excitante por la cafeína, pueden adquirirlo descafeinado o en cápsulas sin cafeína.

Asimismo, en las afecciones coronarias o en personas con cardiopatías, es recomendado consultar al especialista y no consumirlo deliberadamente por sus efectos de aceleración del ritmo cardiaco.

Debido a estas propiedades, no es apto para las mujeres embarazadas ni los niños, ni tampoco en afecciones renales.

¿Cómo tomar café verde?

Ha saltado a la fama como un potente quemador de grasa, y como tal, se convierte en el aliado perfecto para perder peso acompañado de una dieta equilibrada, saludable y ejercicio. Se trata de ¿Cómo tomar café verde? para adelgazar, prevenir y retrasar el envejecimiento y cuidar de que nuestro corazón tenga una vida más larga.

Porque es el los granos de café verde y no tostado donde se encuentra uno de los compuestos fenólicos que actúan como inhibidores de la grasa, y es el ácido clorogénico.

Son las principales características que describen las propiedades de este milenario fruto del cafeto cuyos granos solemos ingerir tostados y molidos en una taza de café. Pues bien, el café verde es el grano natural sin tostado, así que tiene menos aroma y un sabor más amargo que lo aleja en principio de ser una bebida comercialmente deseada. Aunque también lo podemos encontrar en grano y orgánico para los que disfrutan del café con todos los beneficios que aporta.

¿Cómo tomar café? Sin recurrir a las cápsulas, se encuentra en tiendas naturistas y de dietética, generalmente de procedencia orgánica, ecológica o denominación “bio”, lo cual garantiza una óptima calidad.

A la hora de prepararlo, si lo queremos moler, mejor con un aparato potente porque son granos muy duros. Se utiliza una cucharada sopera por taza y el tipo de cafetera más recomendable es la de émbolo o francesa, ya que nos permite prensar el polvo molido y efectuar la extracción del café verde al mismo tiempo sin necesidad de colarlo.

El café verde tiene un gusto más amargo que el tostado y menos aroma, de manera que poco nos recuerda al café tradicional, pero sus componentes están intactos.

En la modalidad de grano, se recomienda que el agua sea filtrada, destilada o en su defecto, mineral. Así nos aseguramos un sabor y cualidades óptimas del resultado final.

Para prepararlo, ponemos a remojar dos cucharadas soperas de café verde en grano en un litro de agua hirviendo y dejamos de 15 a 30 minutos reposar, cubriendo unos centímetros el agua por encima del café hasta que éste aumente su tamaño. Pasado este tiempo, añadimos una taza de agua y lo ponemos al fuego lento para que hierva 5 minutos, al cabo de los cuales lo retiramos y dejaremos reposar cubierto con un paño. Se sirve una vez colado en una taza y está listo para consumir.

En ambos casos puede endulzarse al gusto ya que resulta un tanto amargo al paladar. En los casos de dieta para adelgazar, la estevia, el azúcar de coco o el sirope de ágave pueden ser endulzantes perfectos porque contienen menos calorías y añaden un sabor más agradable a la infusión.

La fórmula más sencilla y práctica para beneficiarse de sus efectos drenantes, saciantes y termogénicos es acudir a la dosis recomendada en los productos elaborados que se venden en las tiendas especializadas. Bien sea en cápsulas o en diluibles y también en líquido, el extracto de café verde es muy fácil de encontrar en compras online aprovechando mejores precios, por lo que resulta nada complejo tomarlo y comprobar que funciona. Eso sí, de nada sirve contar con este suplemento si se descuida la alimentación ni se complementa con ejercicio.

Sin embargo, dadas sus propiedades termogénicas, lipofídicas, saciantes y antioxidantes entre otras, el café verde se ha ganado un puesto de primer orden en las listas de suplementos dietéticos en dietas de adelgazamiento.

Para quienes son reacios a la infusión o a las cápsulas de café. Para ellos existe la fórmula en chicles.

¿Funciona el café verde para adelgazar?

granos cafe

No olvidemos que parte del éxito de una dieta de adelgazamiento es utilizar bien los suplementos alimenticios que vamos a incluir en nuestro plan diario de comidas. En el caso del famoso café verde, quienes están dispuestos a contar con la ayuda extra de este producto para acelerar el proceso se preguntan ¿Funciona el café?

Aclaramos que se trata del café sin tostar, en ningún caso es una variedad en sí misma porque el fruto del cafeto (arbusto o árbol del café), es verde antes de ser procesado y dar como resultado el grano oscuro y aromático que conocemos. El café verde se encuentra en su estado natural y es verde por este motivo, tiene menos aroma y su sabor es más amargo.

granos cafe

¿Pero por qué funciona?

El control de peso es una de las preocupaciones permanentes en personas de todas las edades. A pesar de disponer de toda la información a nuestro alcance para llevar una alimentación sana y equilibrada, lo cierto es que una buena parte de la población adulta no está contenta con su peso y recurre al mercado dietético en busca de ayuda. En el vasto universo de la nutrición, los suplementos alimenticios o dietéticos son cada vez más consumidos porque aumentan las expectativas de éxito de los objetivos que uno se marca.

Y uno de los objetivos más recurrentes en la mayor parte de la población adulta es reducir tallas, eliminar grasa corporal, lucir más delgado, más esbelto y en consecuencia, disfrutar de una mejor imagen y apariencia. La salud, aunque muy importante, aparece en un plano secundario cuando no se trata de un problema grave.

 

Las propiedades de este producto que se cultiva tanto en algunas partes de Africa como de Latinoamérica, se conocen de sobra y son las que proporcionan la gran fama que ahora está obteniendo en el mercado de la nutrición y dietética.

 

Contiene ácido clorogénico, responsable de secretar una hormona del intestino que se libera como respuesta a la ingesta de alimentos, y es la responsable de dar la señal al cerebro de que el cuerpo está saciado. Por lo tanto, cumple con la delicada tarea se crear saciedad en el estómago, uno de los caballos de batalla de la persona que sigue una dieta para adelgazar.

 

Otra respuesta a la pregunta de si funciona el café verde es que activa el metabolismo y acelera la combustión de grasas. Esto es porque este mismo componente neutraliza la glucosa e impide los picos de insulina que favorecen algunos alimentos, de manera que el organismo quema con mayor eficacia los recursos en grasa de los que dispone. Es la denominada termogénesis, que junto con el aumento de la actividad lipolítica que genera el ácido clorogénico, convierten al café verde en un aliado perfecto para tomar sobre todo cuando hay deseos de bajar de peso.

 

Por estas razones, recurrir a este activador alimenticio natural se ha convertido en un recurso para muchas personas que buscan complementos en sus dietas bajas en calorías. La mayoría pueden comprobar que el café verde es un estímulo  para adelgazar cuando hacen una ingesta diaria, en cápsulas o a la manera tradicional de infusionar los granos.

 

Es un activador natural de la combustión de las grasas gracias al ácido clorogénico presente solo en el grano verde. Y junto con la cafeína, componente que actúa en la misma dirección,  se ha convertido en un recurso ideal para utilizar en las dietas hipocalóricas y en general para perder peso. Por lo tanto ¿funciona para adelgazar? Sí, los estudios así lo demuestran.