Café verde para bajar peso

El constante dinamismo actual de las dietas para combatir el exceso de kilos es una asignatura pendiente para quienes muestran interés por los suplementos dietéticos. Naturales o no, todos los que se lanzan al mercado tienen una mayor o menor resonancia, pero el Café verde para bajar de peso sigue sonando con fuerza y eso es señal de que funciona.

Ningún producto por sí solo consigue milagros ni nadie desea seguir un plan de alimentación poco adecuado que perjudique su salud por culpa de unos kilos a raya. La alimentación sana y equilibrada, junto con un mínimo de ejercicio para mantenerse en forma, son la clave para estar en el peso ideal. Sin embargo el mercado de la dietética y productos nutricionales como los suplementos alimenticios, ganan terreno día a día porque promueven acelerar el proceso y ganar confianza por parte del usuario cuando ve los progresos.

Uno de los recién llegados suplementos es el extracto de Café verde para bajar de peso, que por sus propiedades como bloqueador de las grasas, efecto saciante y efectos drenantes y depurativos, entre otros, lo convierten en un aliado fiel en los planes de adelgazamiento.

Y ante este revolucionario producto que ya está dejando de ser novedoso pero no por ello menos eficaz, cabe hacerse preguntas que enfaticen la razón de incluir café verde en la dieta diaria para bajar de peso.

Los granos de café verde contienen ácido clorogénico, un principio activo antioxidante que propicia la quema de grasas, el aumento del metabolismo y favorece la termogénesis del cuerpo. Está demostrado clínicamente y es un principio activo que se incluye en farmacología dado que además colabora en otros procesos paliativos tales como la diabetes tipo 2, procesos biliares y coronarios.

Las personas interesadas en incluirlo en su control de peso lo tienen muy sencillo recurriendo a las dosis recomendadas en los productos preparados con extracto de café verde. Los hay en forma de cápsulas, bebida y hasta chicles para quienes no gusten de las fórmulas anteriores. De esta manera se aseguran estar ingiriendo el aporte necesario que ayude a eliminar las grasas, pero pueden recurrir al producto natural que se vende en tiendas naturistas, de dietética o productos bio, orgánicos y ecológicos. Se prepara en grano o molido, teniendo en cuenta que su sabor es más amargo que el tostado y tiene menos aroma, por lo que se puede endulzar con productos bajos en calorías como el ágave, estevia o azúcar de coco, todos son naturales.

Pero todas aquellas personas interesadas en tomar Café verde para bajar de peso ya saben que han de bajar su ingesta de calorías, carbohidratos y controlar la proteína para lograr eliminar kilos. Con un plan adecuado de su alimentación y haciendo ejercicio regularmente, se baja de peso con más o menos rapidez dependiendo del metabolismo de cada individuo.

Lo cierto es que el ácido clorogénico presente el café verde, testado clínicamente, incrementa el metabolismo y genera hormonas capaces de lograr saciedad en el cerebro, ambas acciones muy necesarias para perder peso porque se ingiere menos cantidad de alimentos y éstos se procesan mejor en el organismo. Es el caso de la actividad lipolítica que se produce mediante el proceso de la termogénesis, o lo que es lo mismo, la quema de grasas presentes en el cuerpo para producir energía que necesitamos para vivir.

Y esta es una de las características que promueve el ácido clorogénico presente en el café verde para bajar de peso, que pone una barrera al torrente de glucosa en la sangre, haciendo que el hígado queme la grasa recurrente y se produzca la termogénesis que nos ayuda a adelgazar.

Deja un comentario